CABAÑAS DE EBRO

17 de mayo de 2012

Llegamos a Cabañas de Ebro sobre las 6 de la tarde, casi la mitad del grupo faltaba, ya que ese día el Real Zaragoza se jugaba la permanencia en primera división y varios de nuestros componentes se habían ido a Getafe a animar a nuestro equipo, los que nos habíamos quedado en Zaragoza acudimos a nuestra cita con Cabañas, pero nuestro corazón zaragocista iba también con ellos.

Nos cambiamos de ropa y empezamos nuestro show, como los que se habían ido, eran parte de nuestros músicos, nos tuvimos que conformar con dar gritos, soplar el cuerno, asustar a los niños e intentar raptar a algunas de las guapas doncellas y damas que nos miraban sorprendidas. Recorrimos arriba y abajo varias veces el mercado medieval y al cabo de un rato nos paramos en la puerta del pabellón.

En un principio nos habían preparado un micro con altavoces para que se escuchara mejor el acto de Vestir al Almugabar y al Guerrero, pero el sonido se iba y venía, por lo que al final lo hicimos a grito pelado. Mientras Irene se desgañitaba explicando nuestra ropa. Pilar y Yolanda ayudaban a vestirse a Fran y a Chesús. Una vez vestidos, Paco empezó a explicar las armas y defensas de ambos contendientes.

Después de las explicaciones vino la pelea porque el Señor Feudal no quería pagar al Almugabar su mandalexo ya que al parecer no estaba contento con el resultado del mismo, por un quítame allá esas pajas de que antes del mandalexo la doncella que tenía que rescatar el Almogávar era doncella y entera y que al volver del mismo, al parecer ya no era entera, como el almugabar quería que le pagase a pesar del resultado de si era entera o no (el Señor Feudal no lo había especificado), llegaron a las manos, bueno, más bien a las espadas.

Empezaron los espadazos, plim, plam. Al cabo de unos cuantos, el escudo del guerrero Feudal empezó a desencajarse, el Almogávar se confió y el Señor feudal en un hábil ataque, le quitó la espada de las manos, cuando parecía que ya estaba perdido, el almogávar se lanzó al suelo por la espada y le dio un zarpazo casi mortal al guerrero, cuando éste cayó al suelo, el almugabar lo remató. En ese momento salió de no se sabe donde la esposa del Almugabar y le recriminó portando en la mano una daga testicular, ¿qué era eso de que la doncella no había vuelto entera?, tras salir huyendo el Almogávar de la escena perseguido por su esposa, terminó el acto de “Vestir al Guerrero y al Almugabar”.

La gente que nos miraba se lo pasó pipa. Después, todo fueron comentarios de que les había gustado mucho y que de verdad les habíamos sorprendido. Así que con la satisfacción del trabajo bien hecho, nos cambiamos y nos fuimos directos a ver por la tele el partido del Real Zaragoza.

Puedes ver un ámplio reportaje fotográfico pulsando en este enlace: FOTOS CABAÑAS DE EBRO

Nota: El partido se saldó con victoria del Zaragoza en el campo del Getafe, por lo que seguimos un año más en primera.

¡SÍ, SE PUDO!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.