Archive for octubre, 2015

Rosa de oro. Avignon

Rosa de Oro en Avignon

Rosa de Oro en Avignon

 

9, 10 y 11 de Octubre 2015

Un poco de historia

La Rosa de Oro es una condecoración otorgada por el papa a personalidades católicas preeminentes, usualmente emperadores, emperatrices, reyes, reinas y duques y a algunas advocaciones de la Virgen María, que fue creada por León IX en 1049, que consiste en un rosal de oro con flores, botones y hojas, colocado en un vaso de plata renacentista en un estuche de oropel con el escudo papal y que es bendecida el cuarto domingo de Cuaresma, ungida con el Santo Crisma y la inciensa, de modo que es un sacramental.

La singular institución de la Rosa de Oro data de 1049. Se dice que queriendo el papa León IX poner bajo el dominio directo de la Santa Sede el célebre monasterio de Santa Cruz de Alsacia que había sido fundado por sus abuelos y sobre el cual tenía derechos de patronato, el monasterio se obligó por un tratado a enviar todos los años al mencionado papa y a sus sucesores el cuarto domingo de cuaresma una rosa de oro o dos onzas del mismo metal. Así se verificó y con este motivo se estableció el ritual de la bendición y de la unción de la rosa de oro con la que se quiso figurar a Cristo representado por el oro, el más noble de todos los metales, y la resurrección del Salvador, significada por el bálsamo aromático. Antiguamente se pintaba la rosa de carmín para representar la sangre que derramó por su pueblo Jesús, pero luego fueron de oro bruñido, y el santo padre después de bendecirla la llevaba en procesión con la mano izquierda mientras que iba bendiciendo a los fieles con la derecha.

La Rosa de Oro fue entregada, entre otros, a:

  • Alfonso VII, rey de Leóny rey de Castilla, por el papa Eugenio III en 1148.
  • Luis VII, rey de Francia, por Alejandro III en 1163.
  • Luis I, rey de Hungría, por Clemente VIen 1348.
  • Juana I, reina de Nápolesen 1368.

 

Durante el domingo de cuaresma el Papa concedía la Rosa de Oro a un personaje que quería honrar, por lo general era designado un soberano.

Se puede contemplar un ejemplar de la Rosa de Oro que se conserva en el Musée Nacional de Moyen Age de París que pesa 305 gramos de fino oro y data de los primeros comienzos del papado en Avignon. Es un ejemplo de la orfebrería medieval, fue encargada por el papa Juan XXII al artista Minucchio de Siena y regalada al conde de Neuchâtel, quien le hizo añadir su escudo de armas. Esta compuesta por una rama de rosal con una flora abierta y decorada en el centro por un zafiro.

El evento

En este evento acuden recreacionistas de toda Francia, Italia, y España, alcanzando los casi 2000 recreacionistas.

Rosa de oro en Avignon

Rosa de oro en Avignon

A este evento internacional, acudimos los almogávares de Teruel, Catalunya, Quesa, Almansa y Zaragoza. Juntamos nuestro campamento al lado de otros grupos recreacionistas españoles. Encuadrados todos dentro del siglo XIII

Cartel de campamento en la rosa de oro de Avignon

Cartel de campamento en la rosa de oro de Avignon

El campamento general era gigantesco, había casi 2000 recreacionistas, y estaban repartidos y separados por siglos que recreaban: Vikingos, Siglo XII, XIII, XIV y XV. Así los visitantes podían ver como había sido la evolución de los ropajes y las armas que se usaban en cada uno de los siglos.

Por la mañana hicimos un desfile multitudinario que recorrió el centro de Avignon. Era tan grande que el inicio del desfile casi había llegado al final y aún había grupos que no habían salido del campamento.

Desfile por el puente de Avignon en la Rosa de oro

Desfile por el puente de Avignon en la Rosa de oro

Al final del desfile, nos juntaron a los recreacionistas en una gran plaza. Fue una experiencia mágica, nunca antes habíamos estado en un evento tan multitudinario con tantos recreacionistas de varios países europeos.

Recreacionistas en la Rosa de oro de Avignon

Recreacionistas en la Rosa de oro de Avignon

Partida de diego

Cartel Partida de Diego

Cartel Partida de Diego

2, 3 y 4 de Octubre 2015

  

La leyenda

 

En  Tirwal, ( Teruel), en un edificio a mitad de lo que hoy es la calle de los Amantes, vivía don Martín de Marcilla, descendiente de don Blasco de Marcilla, uno de los audaces capitanes que en 1171, con el permiso del rey Alfonso II conquistó la villa de Teruel a los musulmanes.
Don Martín estaba casado con doña Constanza Pérez Tizón y del matrimonio nacieron tres hijos: don Sancho, don Diego y don Pedro.
La familia Marcilla era muy importante en el Teruel de aquel entonces, pues el propio don Martín de Marcilla fue Juez de Teruel durante los años 1192 y 1193.
Poseían una gran hacienda, pero en 1208 quedó empobrecida a causa de una terrible plaga de langosta que asoló la comarca de Teruel.
Muy próxima a la casa de los Marcilla, en lo que siempre se le ha conocido como el edificio de Sindicatos, vivía la familia de don Pedro de Segura, que aunque de menos linaje y nobleza que los Marcilla, había prosperado más por su dedicación al comercio, llegando a ser una de las familias más ricas de Teruel.
El matrimonio Segura tenía una hermosa hija, Isabel de Segura, con la que Diego de Marcilla jugó desde niño y entabló una gran amistad durante su adolescencia.
Con el transcurso del tiempo y casi sin darse cuenta, los juegos y la amistad se fueron transformando en un juego de amor. Y por fin llegó el día en que Diego, sintiéndose plenamente enamorado de Isabel, le declaró su amor y su ardiente deseo de tenerla por compañera por toda la eternidad. Isabel, que compartía tales sentimientos, aceptó la proposición y ambos comenzaron a imaginar planes maravillosos sin que nada se interpusiera en su camino por el momento.
Así, enamorados, y de mutuo acuerdo, llegó el momento en que Diego, confiado y esperanzado, consideró necesario proponer sus pretensiones al padre de Isabel.
Don Pedro, sopesando las ventajas e inconvenientes de tal enlace, y comprendiendo que económicamente no le beneficiaba la alianza de su hija con el segundón de los Marcilla, se negó rotundamente, anteponiendo la riqueza a la nobleza y el interés material al amor desinteresado, puro y limpio.
El duro golpe y el menosprecio recibido por Diego truncó todas sus alegrías y esperanzas, pasando de la felicidad más pura a la desesperación extremada.
Comprendiendo que era imposible la terquedad del que podía haber sido su suegro y que el único camino que había para conseguir a su amada, era enriquecerse, decidió partir en busca de riquezas, luchando en la guerra contra el infiel. Y así se lo hizo saber a Isabel: “Volveré un día a Teruel cargado de gloria para conseguir tu mano, o bien moriré como buen vasallo en la lucha”.
Llegado el momento de partir, Isabel, con gran amargura, le confesó sus miedos al peligro, la soledad, la tristeza y a la ausencia de noticias de él.
Comprendiendo Diego que el sacrificio de su amada era injusto si él moría en el campo de batalla, propuso establecer un plazo de espera durante el cual se guardarían ambos fidelidad mutua.
De mutuo acuerdo fijaron un plazo de cinco años, agotados los cuales Isabel quedaba libre, para que de esta manera no agotase su vida estérilmente.
La despedida debió ser enternecedora, y sucedió en la primavera del año 1212, año en que Diego de Marcilla se dirigió a Zaragoza para unirse al ejército del rey de Aragón don Pedro II y comenzar así su calvario.

El Evento

Coincidía el evento con las bodas de Plata de nuestro Adalid Ferrolobo con su esposa Hadita, así que se preparó una obra de teatro que incluía una boda medieval. En la obra participamos prácticamente toda la gente del campamento, la escena se realizó en el patio de entrada a la catedral de Teruel, por lo que el marco fue precioso.

Boda medieval en la Partida de Diego

Boda medieval en la Partida de Diego

Durante el día todo el campamento de los ultramontanos que estábamos en Plaza de la Marquesa, estuvimos realizando actividades varias: Desfiles, pasacalles musicales, obra de teatro del endemoniado, etc. Lo pasamos genial.

Desfile medieval de los Almogávares por las calles de Teruel en la Partida de Diego

Desfile medieval de los Almogávares por las calles de Teruel en la Partida de Diego

Pasacalles musical por el mercado medieval en la Partida de Diego

Pasacalles musical por el mercado medieval en la Partida de Diego

El endemoniado en la Partida de Diego

El endemoniado en la Partida de Diego

Recreacionistas en la Partida de Diego

Recreacionistas en la Partida de Diego